ACCESO
 
¿Olvidaste tu contraseña? REGÍSTRATE | CONTÁCTANOS

Christian Cadwell, Chief Creative Officer de McCann Lima, formará parte de los 25 miembros del Gran Jurado de la 34ª edición de El Sol que se celebrará en Madrid los días 5,6 y 7 de junio de 2019.

  • Varias de tus campañas han sido premiadas en El Sol, ¿qué significado ha tenido este reconocimiento? ¿Algún recuerdo en especial?

El Sol es de esos festivales que aún destacas en tu hoja de vida o Bio profesional y es que los tiempos han cambiado mucho y para ser honestos el LinkedIn hay que  estarlo cambiando porque hay festivales que han perdido valor, pero el Sol ha sabido mantenerse y renovarse.

Hace casi 10 años que recibí mi primera llamada del festival, en ese momento desde San Sebastián, para avisarme que había ganado un oro y hasta el día de hoy, cuando tienes la suerte de recibir la llamada, la emoción es la misma, porque sabes que es un premio que tiene su valor en la industria y que fue juzgado con criterio.

  • ¿Qué supone para ti ser parte del jurado de la 34 edición de El Sol, festival iberoamericano de comunicación publicitaria?, ¿qué esperas que aporte a tu carrera profesional?

Ser jurado es una gran responsabilidad, escoger los palmares no es ni debe ser nunca una tarea fácil y por eso aplaudo el hecho  que el festival una a los jurados en Madrid, porque de esta forma fomenta el análisis profundo y las discusiones, que es algo que cada trabajo merece al ser evaluado. Pero esta interacción entre jurados también te impacta de forma profesional y personal, cuando te encierras por varios días con diferentes talentos, de diferentes países, es inevitable que tus conocimientos y perspectivas cambien de forma positiva.

  • ¿Qué diferencias encuentras entre el Festival El Sol y el resto de festivales?

El Sol  tiene una participación muy significativa del mercado español, que obviamente es grande; ellos ingresan como locales y se meten con todo. Uno ve muy buena calidad en categorías como Televisión, Campañas Integradas, y Digital, entre otras. A pesar de que es un festival iberoamericano, España va con todo y  todos los países compiten a full con las agencias como Lola, Proximity o McCann. Para mí es uno de los festivales más exigentes en Iberoamérica, y tiene ese apoyo local muy fuerte. La industria española apoya bastante este festival y es eso lo que lo ha mantenido vivo a lo largo del tiempo y ha permitido estar rejuvenecido. Como agencia, desde Latinoamérica, nos conviene bastante, porque estamos compitiendo con trabajos prestigiosos.